Dos osos polares se exiliaron debido al calentamiento global. En su viaje se encontrarán con osos pardos, con los que intentarán convivir.