Freeze frame: la técnica más absurda desde la invención de la imagen en movimiento. Mediante un elaborado proceso de duplicar la misma imagen una y otra vez, se crea la ilusión de quietud.